Saltar al contenido

¿Que es un ecosistema? Definición y tipos

Los ecosistemas son niveles de organización que comprenden a todos los seres vivos, que conviven en un determinado espacio físico y temporal, así como las estructuras físicas de ese espacio y las interrelaciones de los seres vivos entre si y con el medio. No se trata de una entidad cerrada. Los conceptos de información y sistema son aplicables a los ecosistemas. Son sistemas compuestos por subsistemas.


Se llama población a los individuos de una misma especie que viven en un ecosistema y están relacionados reproductivamente. Para estudiar el crecimiento o decrecimiento de una población se puede hacer por el número de individuos de la población y el crecimiento neto es la diferencia entre los nacimientos más nuevas incorporaciones y las muertes más las salidas de individuos de la población. En poblaciones vegetales se hace evaluando la biomasa.


Se llama la producción primaria bruta del ecosistema a la energía asimilada por los productores primarios, y si descotamos el consumo por la propia respiración tendríamos la producción primaria neta. Los organismos que depende de estos productores primarios se llaman productores secundarios.


Estas producciones no son sumables pues la producción secundaria es una parte de la primaria.


A diferencia de las producciones las biomasas son sumables. Un coeficiente indicativo de un ecosistema en la relación entre producción y biomasa, siendo la producción la producción primaria. En los ecosistemas se tiende a acumular material por lo que este cociente suele disminuir, la explotación desde fuera lo hace aumentar.


La ecología clásica centra parte de sus esfuerzos en los estudios de las relaciones depredador-presa y como en aumento o disminución de una población influye en la otra. En teoría, si una población aumenta de forma neta y constante, aunque este aumento sea muy pequeño, crecería de forma exponencial, superando cualquier limite, posteriormente se introdujo la cura logística o sigmoide en la que el crecimiento de una población no supera una determinada asíntota. Aunque realmente esta axintota es un valor virtual tomado como referencia y que no existe realmente.


En esta misma dinámica de pensamiento se encuentran los modelos de competencia en el que dos especies compiten por el mismo recurso, teniendo ventaja aquella especie que pueda añadir más individuos, y el modelo depredador-presa, en le que la población de la presa está controlada externamente, disminuyendo al aumentar la del depredador, mientras que la de este crecerá en función de la disponibilidad de alimento.

Lógicamente ninguno de estos modelos explica el funcionamiento de los ecosistemas en los que se dan multitud de interpelaciones. La relación entre la presa y el depredador tiene las características de un circuito de retroalimentación negativa, mientras que entre competidores es una retroalimentación positiva, que tiende a interrumpirse.


Los ecosistemas son sistemas termodinámicamente abiertos y disipativos, que no están en equilibrio. La distancia a esta supuesta situación de equilibrio depende en buena medida de la importancia que tengan los organismos fuertemente cuantificados, es decir de biomasa individual grande y longevos. Las presas normalmente son de menor tamaño y mucho más abundantes que los depredadores. Se habla de cadenas tróficas, que son las secuencias de especies unidas linealmente por una cadena de relaciones depredador-presa. El depredador suele ser más corpulento y tener una vidas más larga, por lo que cadenas no pueden tener más de 5 niveles, aunque se pueden añadir más cadenas invirtiendo las relaciones de tamaño y longevidad, estas son las cadenas de parásitos, en las que los explotadores son cada vez más pequeños y de vida más corta.


Las especies evolucionan y los ecosistemas están sometidos a la sucesión ecológica, esta es un proceso de autoorganización, y se fundamenta en la asimetría de los cambios. El desarrollo de un ecosistema es progresivo, etapa a etapa, sin saltos, mientras que la vuelta atrás, puede ser brusca, desorganizada y se debe a alguna perturbación no previsible dentro del sistema. La historia de un ecosistema en única, irrepetible e imprevisible.


Tradicionalmente se acepta que una pequeña que los productores primarios captan una pequeña cantidad de la energía solar y luego esta en fracciones decrecientes va pasando al resto de los organismos a través de la cadena trófica. Aunque también es importante la energía externa, que como en el caso de las comunidades planctónicas es fundamental para devolver los nutrientes que se depositan en le fondo a las capas superiores iluminadas en las que se puede asimilar la energía radiante.


La especie humana, ejerce un creciente control sobre la energía externa, de la que apropia una parte considerable, que se utiliza en diversos procesos domésticos e industriales, como energía exosomatica, que se puede cuantificar por ejemplo por los combustibles utilizados. El cultivo de alimentos requiere cada vez una mayor cantidad de energía para su riego, abono, control de plagas, transporte… La engría interna (endosomatica) es de unas 120 vatios por persona de media, la exosomatica está en la actualidad por encima de los 1.500 vatios de media, pero esta a su vez muy desigualmente repartido de manera que una gran parte de la humanidad tiene valores mucho más bajos mientras que para la minoría de los países ricos pude ser 1.000 veces o más superior a la energía endosomica.


La mayor parte de la energía utilizada en la actualidad por los humanos procede de combustibles fósiles, es decir captada del sol en el pasado. Actualmente se quema una cantidad de carbono equivalente al 10% de la producción primaria del planeta, si añadimos el carbono quemado por deforestación de las selvas tropicales esta cifra sube al 25% de esa producción primaria.


Este es un factor que muestra las desigualdades entre países ricos y pobres. La reducción del crecimiento demográfico de estos países subdesarrollados es imprescindible, para mejorar sus condiciones de vida pero también lo es el aumento de sus recursos en especial el uso de la energía.