Saltar al contenido

¿Por que se contamina el agua?

El agua es un elemento fundamental para la vida, constituye del 70 al 90 por ciento del peso de la mayor parte de los organismos vivos y representa la fase continua de estos. La importancia del agua para la vida en la Tierra es tal, que fue en ella, en los primitivos océanos donde surgió esta. Sin el agua no podría haber vida en este planeta, al menos no la vida como la conocemos.

Las características físico-químicas del agua la hacen muy diferente de la mayoría de los líquidos corrientes proporcionándole una gran reactividad y propiedades poco frecuentes, que la diferencian mucho de la mayoría de los líquidos corrientes. El agua y los productos de su ionización tienen un gran importancia en al estructura y propiedades de muchas moléculas orgánicas complejas, como proteínas y ácidos nucleicos, así como de las membranas biológicas.

La elevada capacidad calorífica del agua hace que los océanos completen la función de termostato que realiza la atmósfera, regulando nuestro estado térmico.

El agua se reparte en el planeta cuantitativamente en océanos (97,2% de la hidrosfera), glaciares (2,2%), agua subterránea (0,6%), lagos (0,02%) y corrientes fluviales (0,0001).

El agua liquida se evapora, pasa a la atmósfera, cae en forma de lluvia, parte de ella queda en forma sólida, retardándose así el ciclo.

El agua elemento más abundante de la naturaleza, es hoy día un elemento escaso. Tanto por el crecimiento de la población como por la dotación necesaria para los distinto usos y consumos. Esta escasez se agrava por el deterioro y la contaminación del agua.

Se puede definir la contaminación como cualquier desviación de la pureza. Cuando se trata de contaminación ambiental, el termino se emplea, más bien, como desviación del un estado normal en lugar de desviación del estado puro. En el caso del agua esto es particularmente cierto, pues es tan buen disolvente que en la naturaleza nunca se encuentra en estado puro. El agua potable no es químicamente pura, en realidad el agua pura en sentido químico no sería agradable para beber.

Por esto, el término puro cuando se usa en relación al agua contaminada, significa que ninguna de las sustancias que se hallan presentes en ella estén en concentraciones tales que impidan su uso en los propósitos que se consideran normales. Estos pueden incluirse en las áreas usuales de utilización:

  • Recreación y estética.
  • Suministro publico de aguas.
  • Peces, otros organismos acuáticos y vida silvestre.
  • Agricultura.
  • Industria.

Parte de la complejidad de la contaminación del agua nace de la gran variedad de usos normales de esta. Un agua puede resultar apropiada para un uso y por lo tanto no contaminada para el, pero puede ser contaminada para otros usos.

Otro factor que contribuye a aumentar el problema de la contaminación es la diversidad de su origen y también la diversidad de los contaminantes. Para ayudar al estudio de la contaminación del agua esta se clasifica en nueve categorías:

Residuos que requieren oxigeno. Agentes patógenos. Nutrientes vegetales. Compuestos orgánicos sintéticos. Petróleo. Sustancias químicas inorgánicas y minerales. Sedimentos. Sustancias radiactivas. Calor.

Puede verse que hay un cierto solapamiento en algunas de estas categorías, por ejemplo el agua de alcantarillas requiere oxígeno y puede presentar agentes patógenos.