Saltar al contenido

Estrategias de lucha contra la desertificación

En la conferencia de Nairobi, el PNUMA presento un plan de acción para combatir la desertificación, su objetivo era “prevenir y detener el avance de la desertificación y en lo posible recuperar las superficies desnitrificadas para uso productivos”. En este documento se recogían una serie de recomendaciones de acciones a nivel nacional, regional e internacional, dirigidas a todos los países del mundo. Pero la desertificación requiere soluciones a largo plazo y aunque en la mayoría de los casos existe la solución técnica no siempre es posible su aplicación una veces por factores socioeconómicos, otras jurídicos, institucionales en otros caso y en la mayor parte de los países en vías de desarrollo por falta de recursos económicos. Los problemas de deforestación no pueden ser abordados sin tener en cuenta la interdependencia de esta con los procesos de desarrollo, los cambios demográficos, la tecnología o la productividad biológica. Cualquier programa encaminado a luchar contra la desertificación debe formar parte de un programa de progreso social y económico.

            Pero los resultados obtenidos, evaluados en 1.984 por el PNUMA, comparando el problema de la desertificación este año con el momento en el que fueron hechas estas recomendaciones fueron negativos y desalentadores.

            Las zonas propensas a la desertificación no se encontraban solo en las zonas áridas o semiáridas, sino que amenazaban a zonas tropicales subhúmedas. El mundo perdía unas 6 millones de hectáreas de tierra productiva al año y en 2 millones de hectáreas el rendimiento productivo se hacia nulo o negativo.

            Las soluciones a nivel global deben ser solo teorías y limitarse a recomendaciones generales pues es necesario tener en cuanta en cada caso factores de índole social y cultural y no solo de soporte técnico.

            La principal causa de desertización en los países del Mediterráneo es la erosión hídrica y eólica, como consecuencia de la desaparición de la cubierta vegetal. Esta desaparición se origino, como ya se comento, por las crecientes necesidades de tierras de cultivo y para combustibles para la calefacción, para la construcción… Pero estas causa han desaparecido hace años y muchas tierras de cultivo son abandonadas, o incluso reforestadas, con incentivos de la UE. El principal motivo de la pérdida de cubierta vegetal son, ahora, los incendios forestales. En todo en Mundo se queman millones de hectáreas de pastizales, matorrales y bosques.

            Los problemas serán distintos según varían los factores socioeconómicos de la zona afectada. Los factores que afectan a la zona mediterránea son:

  1. Despoblamiento de las áreas rurales.
  2. Abandono se los usos tradicionales en el área rural
  3.  Tendencia a desaparecer el uso forestal como productor de materias primas.
  4. Aumento de los usos recreativos.
  5. Crecimiento continuo de la relación monte-terreno urbano.

Con las nuevas relaciones surgen nuevos conflictos o se modifican los antiguos.